Es una anomalía visual. El ojo miope tiene la vista corta. Sólo ve con claridad los objetos cercanos y percibe con dificultad los lejanos.

La persona miope tiene miedo de lo que pueda pasar en el futuro. Basta con recordar aquello que temía, con respecto al porvenir, en el momento de quedarse miope, para conocer su causa. Debe señalarse que muchos adolescentes se vuelven miopes durante la pubertad. Tienen miedo de crecer porque perciben al mundo de los adultos como inseguro para ellos. Por otro lado, la persona miope suele estar muy preocupada por sí misma en comparación con su interés por los demás. Le cuesta más trabajo abrirse a las ideas de los demás que a las suyas. Le falta generosidad de espíritu.

Si tienes miopía, acepta la idea de que los acontecimientos que te asustaron en el pasado no tienen que seguir causándote miedo. Ábrete a las ideas nuevas procedentes del exterior y reconoce que no eres la misma persona de antes. Haz frente a las situaciones a medida que se presentan y deja de esperar lo peor.

Es tu imaginación la que te hace tener miedo, no la realidad. Aprende a ver tu porvenir con más agrado y más alegría de vivir. Acepta también las ideas y las opiniones de los demás con alegría, aun cuando no concuerden con las tuyas.

Conflicto de miedo por la espalda.

El peligro está cerca o se acerca.

Resentir:

  • “Mi ojo debe ser perfecto de cerca".
  • "Huyo de la realidad cercana a mí, me molesta demasiado".
  • "No soporto a alguien que se ha ido lejos".
  • "Lo que está lejos no lo quiero ver".
  • "No quiero ver lo que hay cerca de mí".

Hay dos sentidos biológicos.

  1. El peligro está cerca de mí.
  2. No quiero ver lo que está más lejos

Gracias por visitar mi página: SaludyEmociones.com, la cual esta creada para guardar mis más preciados tesoros y un gran conocimiento. Espero que les sea útil. Para mi es un privilegio compartirlo con todo el que quiera. Les deseo lo mejor a todos !!! Miriam G. Silva

e-max.it: your social media marketing partner