BIODESCODIFICACIÓN - CASO CLÍNICO

Dr. Salomon Sellam - Francia.

Señora Costado Derecho

Conocí a la señora Costado Derecho durante una conferencia que daba en París. Se me acercó y me contó con mucho entusiasmo:

“Me dolía el costado derecho de la espalda, justo abajo de las últimas costillas. Esto había durado meses y meses. Era tan grande el dolor que me sentía obligada a dejar de respirar un momento para que se me quitara. Usted se puede imaginar que consulté a todos los médicos posibles, poseo una colección extensa de radiografías en mi museo médico.

Por supuesto, los masajistas, kinesiólogos, osteópatas e incluso un curandero me vieron también. Y los tratamientos no surtieron ningún efecto.

Hasta que me encontré con la Biodescodificación, la cual me me abrió el espíritu y seguí el consejo principal: "analizar las emociones ocurridas justo antes de la aparición de los dolores".

A esto le siguió una gran toma de consciencia junto a muchas emociones que calificaría de desagradables.

Mis dolores desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos, como por arte de magia. Sentí algo escurrir a lo largo de mi espalda, como si se tratara de una especie de pelota llena de agua que se estuviese desinflando.

Le platicaré lo que emocionalmente ocurrió:

Yo administraba una de las cinco boutiques de lujo que tenía mi hermano en una ciudad turística frecuentada esencialmente por turistas extranjeros, estadounidenses entre otros. Confiaba completamente en mí y todo funcionó bien durante varios años.

Después del 11 de septiembre del 2001, todos los comercios vieron sus ganancias disminuir y varios de ellos tuvieron desgraciadamente que cerrar. Mi hermano se resignó a este final infeliz y se quedó con una sola tienda, para él y su mujer, despidiendo a la vendedora.

El resultado para mí, que personalmente pensaba que iba a sustituir a la vendedora, fue que me puso literalmente de patitas a la calle, sin miramiento alguno.

Ese fue mi impacto emocional, ya que no me lo esperaba para nada.

Analicé mis sensaciones en ese momento preciso y una expresión salió instantáneamente de mi memoria:

¡me sentí traicionada y acababa de recibir una verdadera puñalada en la espalda!”.

Listo, me biodescodifiqué!

Gracias por visitar mi página: SaludyEmociones.com, la cual esta creada para guardar mis más preciados tesoros y un gran conocimiento. Espero que les sea útil. Para mi es un privilegio compartirlo con todo el que quiera. Les deseo lo mejor a todos !!! Miriam G. Silva

e-max.it: your social media marketing partner